La importancia del cuidado de la microbiota en el mantenimiento de la salud bucodental

En el ecosistema de la boca, concretamente, se han identificado más de 700 millones de especies de bacterias distintas. Existen más de 100 millones en cada gota de saliva. Estos microorganismos forman una capa o biopelícula sobre la superficie húmeda de los dientes.

La dieta contiene elementos ácidos y el esmalte dental sufre con este medio, y tiende a disolverse. La biopelícula, en una boca sana, con la presencia de una microbiota adecuada, atrapa los productos de ese proceso de disolución y estos son reutilizados para curar el diente.

En una boca sana todo funciona de forma equilibrada y las bacterias beneficiosas nos protegen de los alimentos que ingerimos y, consecuentemente, de la caries.


Los cambios en la dieta occidental, rica en azúcares y harinas procesadas, tienden a romper este equilibrio anterior y la caries ha adquirido proporciones de plaga en el mundo desarrollado, llegando a afectar aproximadamente al 35 % de los niños menores de 5 años y 95% del resto de la población de nuestro país. Es una epidemia de la edad moderna.


Por otra parte, la utilización de determinados productos para la higiene, las intervenciones odontológicas, el hábito de fumar, la presencia de artefactos de ortodoncia, entre otros, puede contribuir, además de lo anterior, a la pérdida del deseable equilibrio del microbioma bucal.


En una boca poco sana, con un microbioma alterado, las bacterias ya no contribuyen a la reparación del esmalte, y además favorecen las inflamaciones, como ocurre en la enfermedad periodontal, pero las consecuencias de este
desequilibrio no se limitan a la cavidad oral. Estas bacterias o sus detritus penetran en el organismo a través de las encías inflamadas, llegan al torrente sanguíneo, y estimulan todo tipo de respuesta por parte del sistema inmunológico.


Estas respuestas están asociadas cada día más a un amplio abanico de enfermedades típicamente occidentales como patología cardiovascular, diabetes, hipertensión y trastornos autoinmunes, entre otros.


Es fundamental, por ello, adoptar unos correctos hábitos dietéticos y tomar medidas para el mantenimiento del sano microbioma de la cavidad oral.

SPABUCAL, probiótico destinado al cuidado de la salud bucodental, es un producto formulado para el correcto mantenimiento de la microbiota bucal. Favorece el equilibrio óptimo del pH oral y contribuye a la protección de dientes y encías frente a elementos patógenos, tal y como muestran los resultados obtenidos en los estudios realizados sobre la cariogénesis y la enfermedad periodontal (haga click aquí para acceder a los estudios con Spabucal).

¡CÚRATE EN SALUD!

error: © HELIOSAR
Ir al contenido